Otras actividades de

Acción Educativa:

Formación:

http://www.galeon.com/aeduca

Semanas Internacionales de Teatro para Niñas y Niños

http://www.galeon.com/semanas

Proyecto:

La Ciudad

de los Niños

"Antes teníamos miedo del bosque. Era el bosque del lobo, del ogro, de la oscuridad...".

Así comienza el capítulo primero del libro ´´ La ciudad de los niños" de Francesco Tonucci. Ahora el lugar de los miedos, las inseguridades, los riesgos, los peligros, los sustos, para muchos niños es la ciudad, su ciudad. El lugar en el que han nacido, en el que juegan (poco), en el que pasean (acompañados) en el que se van haciendo mayores (vigilados), entre coches, asfalto, vallas y señales de todo tipo.

¿Cómo debería ser una ciudad que tuviese en cuenta a los niños? Más, ¿cómo habría que diseñar y planificar una ciudad a la medida de los pequeños? ¿Qué principios políticos deberían regir las actuaciones de munícipes y técnicos para que ese lugar permitiese crecer con seguridad, autonomía y garantía? ¿Puede la escuela ayudar y favorecer en el aprendizaje de la lectura de la ciudad, y con ello aumentar la autonomía y disminuir la inseguridad? ¿Es el niño un instrumento fiable de medida para calibrar la humanidad y la bondad de una urbe?.

Muchas de estas preguntas no tienen una respuesta fácil ni siquiera en el plano teórico, y aunque la tuviesen su puesta en práctica sería difícil. Son muchos los intereses en contra, son abundantes las inercias que empujan hacia otro lado, son frecuentes las ignorancias interesadas.

Es esta una iniciativa que pretende devolver a los niños el protagonismo que les corresponde como ciudadanos y usuarios de la ciudad.

Normalmente la mayor parte de las decisiones de planificación y organización de la ciudad están pensadas para los varones adultos y trabajadores. Se trata, con esta iniciativa de pensar la ciudad, su organización, su planificación y sus servicios con los niños.



ir a :

EL CONSEJO DE LOS NIÑOS

NOTICIAS

Esto es bueno para:

Los niños: porque así podrán aprender de forma real a participar en las decisiones que les afectan, además conseguirán una mayor autonomía y se podrán convertir en ciudadanos responsables.

Los adultos: que así conseguiremos una ciudad más humana, más tranquila, más segura y sostenible. Si, por ejemplo, hay que dificultar la circulación en unas determinadas calles para que haya menos peligro para los niños, también lo habrá para las personasmayores e incluso los padres y madres de esos niños vivirán un poco más tranquilos.

La ciudad: porque de esta manera tendrá que modificar su fisonomía, el comportamiento de los responsables de los servicios e incluso la distribución de sus recursos.

¿Qué se puede hacer?

Hay experiencias y programas en diferentes ciudades de España y del mundo que recogen y desarrollan estas ideas.

Nuestro proyecto se basa en el recogido y difundido por Francesco Tonucci en su libro titulado "La ciudad de los niños". Es esta una propuesta de cambio fuerte para la ciudad, que exige del alcalde y de la corporación municipal un compromiso decidido y duradero con la infancia.

Las propuestas sobre las que se puede trabajar son muy diversas aunque todas ellas deben requerir la implicación fuerte de los niños en el proceso de gestación, de elaboración del proyecto y de la ejecución.

Algunas propuestas:

-Crear un Consejo de niños cuyas iniciativas deban ser escuchadas y atendidas.

-Planificar un espacio urbano con la participación de los niños.

-Mejorar el uso de un espacio deportivo.

-Aumentar la autonomía para que los niños puedan ir solos a la escuela.



¿Quiénes lo proponemos?


Acción Educativa, institución privada sin ánimo de lucro, tiene un grupo de trabajo dedicado a este tema dispuesto a asesorar y ayudar en la puesta en práctica de este tipo de ideas.

Contamos con el asesoramiento y el apoyo del grupo de "La cittá dei bambini" del CNR de Roma dirigido por F. Tonucci.

Objetivos del Grupo de trabajo de Acción Educativa

* Promover el estudio y la reflexión sobre la propuesta de "La ciudad de los niños" que hace Tonucci en su libro, dentro del marco ideológico que ha expuesto aquí hoy, tratando de aplicarlo la realidad madrileña y española.

* Contribuir a la difusión y agitación en torno a la idea de que las ciudades deben pensarse, planificarse y construirse a la medida de los ciudadanos más pequeños (los niños y las niñas).

* Recopilar, producir y difundir escritos que contribuyan a desarrollar e impulsar las ideas relacionadas con el proyecto de "La ciudad de los niños".

* Influir en las personas, en los medios de comunicación y en las Instituciones, sobre todo en los Ayuntamientos, para avanzar hacia esa Ciudad de los niños.

* Nos planteamos por tanto la transformación de la escuela desde la cuidad, si es posible, más que tomar la ciudad como objeto de observación y de estudio desde la escuela.

* Pretendemos asesorar y ayudar a Entidades y Municipios que quieran poner en funcionamiento algún aspecto de "La ciudad de los niños".

* Iniciamos un Centro de Documentación sobre este tema en el que pretendemos recoger ideas, informaciones y experiencias de otros lugares y que ponemos a disposición de los interesados en este programa.

EL CONSEJO DE LOS NIÑOS

Antonella Rissotto

La creación de un Consejo de los niños permitirá participar activamente a los mas pequeños, en los cambios de la ciudad y ofrecerá a sus administradores la posibilidad de confrontarse con un pensamiento "diferente", como es el pensamiento infantil.

Las indicaciones que exponemos no pretenden describir un recorrido sino poner de manifiesto algunos aspectos clave de la motivación y funcionamiento de un Consejo de los Niños. La dimensión del territorio

El Consejo debe funcionar en una extensión del territorio que los niños conozcan y sobre la cual puedan intervenir con sus proyectos. Para ello, en las ciudades de grandes dimensiones, la extensión de territorio sobre el cual interviene un Consejo, podría corresponder al ámbito que cubren dos o tres barrios.

La sede

El espacio en el cual se reúne el Consejo debe ser amplio y preparado con atención. Durante las reuniones los niños deben disponer de material (lápices, cuadernos para apuntes, etc.) que les permitan desarrollar su trabajo. Todos estos detalles son una demostración concreta de que los adultos reconocen la importancia de su trabajo.

La estructura

El Consejo debe estar constituido por un niño y una niña de cada una de las escuelas (del nivel de primaria) para llegar hasta un total de unos treinta consejeros. Se puede dejar a la escuela la manera de escoger a los consejeros y en todo caso sugerirles posibles criterios como la auto-candidatura por parte de los niños, la elección directa, etc.

Los niños deben recibir un mandato por bienios e iniciar este mandato en tercero de primaria cuando tienen un buen control de los instrumentos de comunicación así durante este período de tiempo podrían terminar con el final de la escuela primaria.

Siendo un consejero de tercero y otro de cuarto para cada escuela, cada año el Consejo se puede renovar por la mitad de sus miembros garantizando así una continuidad de funcionamiento y la transición de competencias de un niño a otro niño. El bienio aparece como necesario porque los niños pueden entrar en su papel de representantes e interpretarlo de manera consecuente. Nuestra experiencia sugiere que la representatividad se aprende.

Generalmente los niños más pequeños, al inicio del mandato, tienen intervenciones prioritariamente para manifestar su punto de vista, difícilmente se sienten "representantes" de sus compañeros, raramente toman apuntes para después contarlo correctamente. En pocos meses los consejeros más pequeños van entrando en su papel y finalmente son unos miembros convencidos, suficientemente aguerridos para enfadarse con los enseñantes si no les dan el tiempo necesario para encontrarse con sus compañeros de clase o de otras clases, para escribir cartas al alcalde o a los periódicos.

El funcionamiento

El Consejo se reúne una vez al mes en la sede Taller del Consejo y se debe aportar documentación a la discusión.

El niño puede estar acompañado de sus padres, pero los adultos no deben participar, sino en casos muy particulares. Por otra parte los que trabajan en el Taller podrían asistir al Consejo con los miembros de la corporación o como ocasionales visitantes que lo soliciten pero solamente para escuchar.

El Consejo debe convocarse con una carta personal que contenga el orden del día. Afrontará los problemas de los cuales se está ocupando el Taller, como el tráfico, las consultas pediátricas, los espacios de juego, la relación con los ancianos, el ir a la escuela sólo, la reestructuración de los restaurantes y hoteles, y en ocasiones argumentos propuestos por los mismos niños.

Cuando haya varios temas, como orden del día del Consejo para su examen se pueden formar grupos de trabajo que estarán convocados con frecuencia quincenal.

Noticias:

CONSTITUIDO EL CONSEJO DE LOS NIÑOS EN MÓSTOLES

Se ha constituido EL CONSEJO DE LOS NIÑOS, en la ciudada de Móstoles, participando en esta primera fase los centros escolares dela Junta Municipal Norte-Universidad.

El acto realizado en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Móstoles, con la presidencia del Excmo. Sr. Alcalde y la Concejala de Educación, estableció solemnemente el funcionamiento regular de este Consejo, que el próximo curso se pretende ampliar a toda la ciudad.

Durante el acto intervinieron los nuevos consejeros, que asumieron como tema inicial de trabajo para el próximo curso proponer alternativas e ideas al problema del tráfico en el distrito.

Sobre el desarrollo de sus propuestas iremos informando el próximo curso



Proyecto:

La Ciudad de los Niños




Información:

Acción Educativa

Luis Vélez de Guevara 8- 28012 Madrid

Tel. 91 429 50 29 - fax: 91 429 50 31

e-mail: aeduca@arrakis.es